Furoshiki: el maravilloso arte de envolver con tela japonesa



 


El furoshiki es un envoltorio tradicional de tela japonés, sirve para que los regalos tengan un aspecto fantástico y, además, es ecológico. El término furoshiki deriva de dos palabras distintas: “furo”, que significa “baño” y “shiki”, que significa “extender”. Durante la época Tokugawa, la gente empleaba el furoshiki en los baños públicos como alfombra donde dejar la ropa al ir a bañarse.



El uso del furoshiki es un arte milenario que permite que un mismo objeto tenga muchos usos, simplemente doblando y atando la tela de diferentes maneras.





La mayoría de la gente no conoce el envoltorio tradicional de tela denominado furoshiki, que todavía se usa en Japón para llevar objetos, empaquetar regalos o como accesorio decorativo.


Algunos japoneses aún usan los envoltorios de tela furoshiki para darle un aspecto exclusivo a cualquier regalo u objeto que se ofrece a otra persona. Esta tela está hecha de algodón, rayón, seda o náilon. Puede encontrarse una amplia gama de diseños y tamaños hechos de telas japonesas, con lo que es fácil elegir en función de lo que necesites. Recientemente, esta elegante tradición nipona se está extendiendo a toda velocidad por algunos países, por ejemplo, en Corea, donde se conoce como Bojagi.







Esta costumbre japonesa se inició en el período Nara y se empleó con frecuencia hasta finales del período Edo. La mayoría de los comerciantes la usaban para proteger pequeños artículos cuando viajaban de un sitio a otro.



La tela japonesa furoshiki está especialmente indicada para envolver cajas de regalo, libros, botellas, cestas, bolsos, fruta, etc. También pueden envolverse flores con ella y usarla como cinturón o pañoleta. ¿A que suena genial?




Echa un vistazo a estas estupendas técnicas con furoshiki que pueden utilizarse en la vida cotidiana.






Hay quien mantiene viva esta antigua tradición y sigue envolviendo sus regalos con furoshiki. Quizá os preguntaréis ¿y por qué usarlo en lugar del papel de regalo de colores? La respuesta es muy sencilla: porque es respetuoso con el medio ambiente. La tela japonesa furoshiki es ecológica y reutilizable.



Son muchas las formas de polución que afectan a nuestro entorno, por ejemplo, el uso del plástico. Los plásticos no son respetuosos con el medio ambiente, siempre será mejor emplear un furoshiki para llevar y envolver cosas. Para iniciarse en el uso de estas telas japonesas furoshiki hay que aprender las técnicas de plegado y atado que permiten envolver cualquier regalo, transportar objetos y decorar el hogar, todo ello utilizando furoshiki.



https://www.youtube.com/watch?v=F74Dwe2BDFw



Tras la introducción de las bolsas de plástico, el uso del furoshiki decreció sustancialmente en Japón. Muchos de los estilos de furoshiki más recientemente presentados al público se diseñaron para intentar convencer a las jóvenes generaciones de que el plástico no es una buena opción si queremos elegir productos ecológicos.





El furoshiki es sumamente versátil, mientras que las bolsas corrientes tienen un espacio limitado y pueden transportar objetos de un tamaño y forma específicos.



Tradicionalmente, tanto el estampado como el color del furoshiki tienen su significado cuando se eligen para alguna ocasión.






Furoshiki tradicional



El furoshiki no solo se utiliza para envolver, también es un accesorio, un artículo ceremonial y un objeto multifuncional de la vida cotidiana.



Un furoshiki puede usarse para todo lo siguiente:


– Envolver un regalo


– Adornar un bolso


– Bolsa de la compra


– Mantel


– Pañoleta, fular o cinto


– Bolsa de picnic


– Decoración del hogar


– Envolver ropa para viajar





Envoltorio de tela ecológico



En Occidente, el furoshiki se adopta especialmente para envolver regalos. Es aún más rápido que envolver con papel.



Aquí van algunas ideas baratas y ecológicas para crear pañuelos furoshiki:



– con chales o fulares
– con restos de tela


– con sábanas viejas


– con muestras de tela de plantas de reciclaje


– pedir a las amistades que cosen esos retales que no quieren


– con pañoletas, trapitos y pañuelos






Tamaños



Para usarlo como envoltorio, el objeto a envolver debe medir un tercio de la diagonal del furoshiki. Además, hay una serie de medidas tradicionales que funcionan mejor para determinados proyectos.



50 cm: libro pequeño



70 cm: camiseta



90 cm: botella de vino




La tela de furoshiki tradicional no es perfectamente cuadrada, ya que tiene algo más de altura que de anchura. Esto suele mencionarse en las instrucciones cuando se compra tela para hacer furoshiki.



Telas



Consigue una tela japonesa que no sea demasiado gruesa, la que te vaya mejor en función de lo que necesites envolver. Si compras una tela muy gruesa te costará atarla, aunque podrías solucionarlo con alternativas como la de ponerle un lazo al regalo.



Es fácil hacer una tela japonesa doble y que sea reversible. Se puede conseguir un magnífico efecto con el contraste de colores, pero hay que asegurarse de que siga siendo fácil de atar y no acabe siendo demasiado gruesa. Así que la mejor opción es emplear telas finas.


Las telas para envolver coreanas o “bojagi” también tienen mucho encanto, como se ve aquí.





Bordes



Para los remates, puedes optar por coserlos a mano o con máquina de coser. Si no eres un experto de la costura, podrías emplear puntadas bastas para dar una imagen rústica y artesanal. También es posible añadir adornos a las esquinas de la tela para que los furoshiki sean aún más vistosos.


 



Decorar la tela



Para decorar sábanas que quieras reciclar como furoshiki, se pueden usar tintes, rotuladores de tela y pinturas para tela.






Esta técnica japonesa tradicional de envolver con pañuelos de tela te cautivará en cuanto empieces a ponerla en práctica.



Para probar el furoshiki, puedes empezar con una manzana: pon la tela en la mesa y la manzana en el centro del furoshiki.









– Haz un nudo cuadrado con las esquinas A y B.


– Pasa las esquinas C y D por el hueco creado con el nudo cuadrado. Es la parte difícil, así que ¡aplícate!


– Retuerce las puntas D y C y haz un nudo cuadrado en la parte superior del asa. ¡Listo!







Para terminar, aquí va un vídeo breve sobre el uso de la tela japonesa furoshiki para envolver regalos:



https://www.youtube.com/watch?v=Bn6zdyCAwJs




unicorn and star Cosmo oxford fabric in light blue

unicorn and star Cosmo oxford fabric in light blue

multicolor squiggle oxford fabric by Kokka

multicolor squiggle oxford fabric by Kokka

cream Cosmo fabric with circles and flowers

cream Cosmo fabric with circles and flowers